Inicio > destino: albacete > Albacete: Ciudad del Siglo XXI > Joyas Arquitectónicas

Joyas Arquitectónicas

Monumentos de Albacete y Joyas Arquitectónicas:
La Catedral de San Juan Bautista es una de las construcciones más emblemáticas de la ciudad. Iniciada en el siglo XVI (sobre otra iglesia anterior) no se concluye hasta el siglo XX, por lo que la mezcla de estilos es muy significativa. En su interior se observan tres naves acabadas en ábsi­de, bóvedas barrocas y unas majestuosas columnas, que dan paso a la capilla de la Virgen de Los Llanos (patrona de ciudad) con un retablo renacentista en el ábside; también encontramos una hermosa cus­todia renacentista del Corpus Christi en plata dorada de 1583, la tabla barroca de la Virgen de la Estrella, la pila bautismal de estilo rococó y seis tablas del Maestro de Albacete.

Catedral de San Juan (Albacete)

Otros edificios religiosos que merecen especial atención son: el antiguo monas­terio de la Encarnación, (S. XV-XVI), donde destacamos su claustro renacentista reconvertido hoy día en Centro Cultural de la Asunción, y la Parroquia de la Purísima Concepción, también del mismo siglo, de la que sobresalen su portada del siglo XVIII y un bello retablo de estructura barroco-churrigueresca procedente del desaparecido convento de las Justinianas.

Posada del Rosario (Albacete)En la arquitectura civil destaca del S. XVI la Posada del Rosario, construc­ción popular, su estructura semeja una antigua posada (o un corral de come­dias) siendo el único testimonio de las diversas que existieron en la ciudad y cuyo edificio alberga una Biblioteca Universitaria. Del S. XVIII se conserva la Casa de Perona, única superviviente de las construcciones civiles barrocas de esa época, sobresale su cúpula de influencia levantina, es la actual sede del Gobierno Regional. De este siglo también es el Recinto Ferial, con forma de "sar­tén", único de estas características que se conserva en España. Sobre un caserón de este siglo se ubica el Ayuntamiento viejo, en su fachada de ladrillos rojos y piedra blanca, destaca su balcón protocolario, el reloj y el escudo de la ciudad, en la actualidad alberga el Museo municipal y de arte popular internacional. Muy cercano al anterior, se encuentra el Palacio de la Diputación Provincial, reconocido como el edificio más interesante del S. XIX, su hermosa fachada, rodeada por un verja de hierro, tiene un cierto aire barroco, y se encuentra ornamentada por los escudos de armas de algunos pueblos de la provincia. Muy cerca de éste nos encontramos con el remodelado Teatro-Circo, construido en el 1887, es el único ejemplo en España capaz de albergar en su caja escénica tanto representaciones teatrales como números circenses. Otra obra importante hoy reuti­lizada, es el Depósito del Sol, un antiguo depósito de aguas convertido en Biblioteca pública.

Cúpula modernista de la Casa Cabot JubanyFruto de la sociedad burguesa de principios del S. XX, la corriente arquitectónica del modernismo se ve reflejada en diferentes lugares de nuestra capital. Junto a la Catedral se encuentra la Casa de Hortelano, construida en 1912 destaca por su fachada verde de estilo ecléctico, actual sede del museo de la Cuchillería. Bajando por la calle de la Feria nos encontramos con la Casa de Dª Filomena Flores, hoy lugar para exposiciones temporales y Archivo Histórico Provincial, realizada en 1924. Pero sin duda es la llamada "calle Ancha" (actuales calles de Marqués de Molins y Tesifonte Gallego) donde se pueden ver el mayor número de edificios de estas características; si iniciamos la ruta desde la Plaza del Altozano nos encontramos con los siguientes: el Gran Hotel de línea ecléctico, el Colegio Notarial, en su fachada se simbolizan la justicia y fé, la Caja de Ahorros de Valencia, la Casa de Juan López (actual sede del Banesto), en las cuatro esquinas están la Casa de Cabot Jubany (con su azul cúpula es el mayor escaparate arquitectónico de la ciudad) y enfrente la Casa de Legorburo (de inspiración cubista en su fachada), si continuamos por la calle Tesifonte Gallego nos encontramos con el Casino Primitivo, la fachada de centro comercial del Val, la Casa de D. Agustín Flores y el chalet de Fontecha, rodeado de jardín y verja es actualmente la sede de la Cámara de Comercio e Industria. Pero sin duda, la construcción más característica, singular y llamativa de este siglo es el Pasaje de Lodares, situado entre las calles Mayor y del Tinte, un interior cerrado, está cubierto de hierro y cristal; adornado de columnas, balaustres de tradición renacen­tista y diversas esculturas manteniendo el concepto de galería comercial de tradición decimonónica europea.