Inicio > destino: albacete > Turismo Temático > Turismo Enológico

Turismo Enológico

El "enoturismo" (turismo en torno al vino) empieza a adquirir un gran peso dentro de la oferta turística de la provincia.

De tapas

Vinos con Historia

Se define el enoturismo como el desarrollo de las actividades turísticas y de ocio y tiempo libre dedicadas al descubrimiento y disfrute cultural y enológico de la viña, el vino y su entorno. El turismo del vino en Albacete no consiste únicamente en visitar bodegas, sino que engloba un conjunto de servicios integrados en una oferta profesional orientada a la diversificación y ello con un doble interés: conocer un destino y su patrimonio y realizar actividades en torno a este producto de gran valor cultural. Para ello se han elaborado una serie de rutas o itinerarios que permiten a la vez visitar las bodegas y conocer otros recursos turístivos vinculados a la cultura enológica y gastronómica del territorio.

Las rutas del vino, el club de producto "Divinum Vitae" y otra serie de productos han abierto un amplio abanico de posibilidades  en torno al mundo del vino: probar tipos de uva y vinos, realizar catas y degustaciones, realizar recorridos interpretativos del paisaje, conocer la gente de un lugar, particpar en la vendimia, descubrir la historia de los pueblos y sus monumentos. No obstante hay otras muchas posibilidades como disfrutar en alojamientos singulares, realizar actividades deportivas entre los viñedos, relajarse a base de vinoterapia y como no, realizar maridajes con gastronomía típica.

En la provincia existen viñedos pertenecientes a las siguientes Denominaciones de Origen: Almansa, Jumilla, La Mancha, Manchuela y otros vinos de Pago. Recorrerlas y degustar estos vinos es un reto obligado para el turista que tenga el vino entre sus preferencias.