Inicio > Noticias > LAS ALFOMBRAS DE SERRIN: la...

LAS ALFOMBRAS DE SERRIN: la historia de un arte popular en Elche de la Sierra

Días 5 y 6 de junio de 2010.
Declaradas de Interés Turístico Regional desde 1994.

Corpus Christi en Elche de la Sierra

Fue en el año 1964, cuando un vecino de Elche de la Sierra (Albacete), Francisco Carcelén, promovió la creación de las Alfombras de Serrín por las calles del pueblo de la Sierra del Segura, una manera artística de celebrar la festividad del Corpus tras quedar fascinado en uno de sus viajes comerciales a Girona. Desde aquel año, la afición por las alfombras ha crecido exponencialmente en Elche de la Sierra, cada año se visten más calles, se afina el temple de los artistas, se mejora la calidad de los pigmentos y cada año participan más vecinos y acuden más visitantes. Las Alfombras de Serrín está considerada como Fiesta de Interés Turístico Regional de Castilla La Mancha y aspira a serlo también de Interés Turístico Nacional, para ello se está trabajando en Elche de la Sierra.

Las Alfombras de Serrín, elaboración y costumbres

La realización de las alfombras comienza con el diseño de los bocetos a color. Los temas suelen ser religiosos, florales o de motivos abstractos y geométricos. Los diseños se presentan a concurso, donde son clasificados para pasar después al sorteo de las calles y los tramos, con la excepción de que los cinco primeros clasificados del año anterior, tienen la oportunidad de elegir calle y tramo. Los materiales utilizados son serrín y virutas teñidas, de colores con anhilina; desde hace unos años se ha incorporado el uso de la tierra blanca, la cual es difícil de trabajar con ella, dado que el contacto con otros colores provocaría una mezcla no deseada. Hay dos formas de trabajar las alfombras , una es a través de moldes y la otra consiste en trabajar los motivos directamente en el suelo. En este ultimo caso el trabajo requiere mas mano de obra y mayor esfuerzo. Los dos métodos pueden ser utilizados tanto conjuntamente como por separado.

En el primer caso se dibujan los motivos elegidos en los tableros que posteriormente serán, recortados, dejando huecos que serán de serrín ya en la calle. Los grupos prevén la cantidad de material que van a necesitar y que proporcionara el ayuntamiento. Hay grupos que tiñen ellos mismos y hacen las mezclas de algunos colores.

En los últimos años se ha producido una notable evolución. Al principio los motivos eran limitados y solo se rellenaban los fondos con alguna greca alrededor. Poco a poco, se empezaron a introducir motivos florales, geométricos, figuras humanas, asi como fondos de distintos colores. Estas aportaciones se van recogiendo gracias al esfuerzo e imaginación de los jóvenes, que cada año buscan mejorar los diseños.

La participación en esta noche señalada es muy alta, trabajando tanto los vecinos de la localidad, como amigos no residentes en el pueblo. Dos son principalmente los motivos que han llevado a continuar, año tras año, esta tradición; el religioso y el cultural: devoción por el Santísimo y al mismo tiempo, la voluntad de conservar la tradición de nuestro pueblo.

Y antes de que los chiquillos y chiquillas destrocen en procesión las alfombras, son los visitantes de Elche de la Sierra los que votan a las mejores alfombras.

Fecha de Publicación

Miércoles, 26 de mayo de 2010