Inicio > Noticias > “Picolo: el vuelo del adiós...

“Picolo: el vuelo del adiós” rescata la olvidada historia del Subteniente Manuel Sánchez Grande

A la presentación asistió el Coronel Jefe de la Base Aérea de Albacete, Francisco Javier López Cillero.
El homenaje al aviador, encuadrado en el Día del Suboficial del Ejército del Aire, se celebrará en La Roda el próximo domingo y estará presidido por el Jefe de Estado Mayor del Aire, José Jiménez Ruiz.

Acto de Presentación Picolo: el vuelo del adiós

En el Centro Cultural San Sebastián se presentó ayer el libro “Picolo: el vuelo del adiós”, que relata la vida militar del aviador manchego Manuel Sánchez Grande (1903-1935), natural de Casas de Guijarro y vecino de La Roda, de donde era parte de su familia.

La obra, escrita por el periodista rodense Primitivo Fajardo Berruga, quien ha recuperado para la historia de la aviación la vida de este piloto de caza que desarrolló su carrera en la época de los grandes raids, entre 1926 y 1935, fue presentada por la Concejal de Cultura, Sonia de la Banda, el Coronel Jefe de la Base Aérea de Albacete, Francisco Javier López Cillero, y el Alcalde de La Roda, Vicente Aroca. Junto a ellos estaba el historiador Carlos Lázaro Ávila, del Instituto de Historia y Cultura Aeronáuticas y de la Asociación de Aviadores de la República (ADAR), arropados por los vecinos y familiares que han colaborado con su testimonio en la elaboración del libro.

Tras la presentación de los ponentes por parte de Sonia de la Banda, el historiador Carlos Lázaro trazó una visión panorámica de la historia de la Aviación Española de aquella época, haciendo hincapié en sus años dorados y resaltando los hitos más relevantes –el vuelo del Plus Ultra, la Escuadrilla Elcano, la Patrulla Atlántica, el vuelo del Cuatro Vientos, etc.– y sus famosos protagonistas –Ramón Franco, González Gallarza, Joaquín Loriga, Barberán y Collar, etc., personajes todos ellos contemporáneos del piloto manchego al que el libro rinde homenaje.

Asimismo, recordó las escuelas de pilotos manchegas y resaltó las cualidades de tres de los aviones de época que pilotó Sánchez Grande: De Havilland DH-9A, Casa Breguet XIX y el Nieuport Ni-52, cuyas maquetas a escala 1:10, cedidas por el Museo del Aire para el homenaje, se exhiben en el Centro Cultural San Sebastián hasta el mismo domingo 18.Por su parte, el autor emprendió esta investigación con el fin de rescatar la memoria del olvidado piloto y resumió los hitos más importantes de su vida y su actividad aeronáutica, principalmente su participación en concursos y vueltas aéreas, desfiles militares, exhibiciones acrobáticas en actos de homenaje a insignes personalidades –Juan de la Cierva, Blasco Ibáñez–, así como su estancia voluntaria durante dieciocho meses en el peligroso desierto del Sáhara español, en Cabo Juby, donde conoció al comandante Ignacio Hidalgo de Cisneros, que llegaría a ser Jefe de la Aviación Republicana durante la guerra, y al piloto y escritor francés Antoine de Saint-Exupéry.

Para terminar, recordó la emocionante exhibición aérea que realizó el piloto en solitario en La Roda el 30 de marzo de 1935, el mismo día que se estrelló con su avión al despegar de Albacete.

Fue el coronel López Cillero el encargado de explicar la parada militar organizada por el Estado Mayor del Aire, que se va a llevar a cabo pasado mañana, si el tiempo lo permite, en el paseo ferial de La Roda, en recuerdo y homenaje al Subteniente Manuel Sánchez Grande y para celebrar el Día del Suboficial.

Una jornada que girará en torno al homenaje a los suboficiales y el descubrimiento de la placa que el Ayuntamiento dedica al aviador, a los que seguirá el desfile de la fuerza y el desfile aéreo, que se podrá ver al sur del Parque de la Cañada, con la actuación de tres Mirage F-1 del ala 14, los paracaidistas de la Escuela Militar de Paracaidismo y los aviones de la Patrulla Águila.

Durante su intervención, el alcalde de La Roda reconoció la labor investigadora de autores como Primitivo Fajardo, “que ponen al alcance de todos las grandes y pequeñas cosas de nuestro pasado y nuestras gentes”, y agradeció el entusiasmo y la disposición mostrados por el Estado Mayor del Aire para participar en el homenaje que el Consistorio ha organizado para recordar al aviador, cuando se cumplen los setenta y cinco años de su último vuelo sobre La Roda y su muerte en Albacete.

Homenaje que se llevará a cabo el próximo domingo en el paseo ferial de La Roda.

Finalmente, el edil rodense invitó a sus paisanos a contemplar las maquetas de los aviones que pilotó Picolo hace ochenta años y que desde ayer y hasta el próximo domingo estarán expuestas en el Centro Cultural San Sebastián. “Animo también a los ciudadanos de la región a asistir el domingo –dijo Vicente Aroca– a la multitudinaria parada militar que en homenaje a este completo aviador e insigne hijo de nuestra tierra llevará a cabo el Ejército del Aire”.

El libro, homenaje al aviador

En 224 páginas y con 220 fotografías e ilustraciones en blanco y negro, Picolo: el vuelo del adiós recrea la vida militar del Subteniente Manuel Sánchez Grande y sus conquistas aéreas, “modestas si se comparan con las hazañas de otros aviadores de su época, pero importantes para un humilde campesino que entró en el Ejército al ser llamado a filas para cumplir el servicio militar obligatorio.

Su inquietud y sus ganas de volar le llevaron a realizar el curso de piloto de aeroplano”, afirmó el autor.

A pesar de ser un piloto de tropa, pues no procedía de academia militar alguna, Sánchez Grande hizo una carrera brillante, considerando que su vida como aviador transcurrió en un período de entreguerras –la de Marruecos y la Guerra Civil– y no pudo demostrar en combate que era “un extraordinario piloto, un militar responsable y una excelente persona”, como aseguró Fajardo, que ha recopilado la trayectoria vital y militar de este aviador republicano recabando información entre sus vecinos y familiares y en el expediente que alberga el Archivo Histórico del Ejército del Aire.

El libro está dividido en diez capítulos, un anexo, que recoge los documentos más relevantes de la investigación llevada a cabo por el autor, y cuatro prólogos, realizados por el alcalde Vicente Aroca, el insigne Francisco Gómez Canales y el historiador Carlos Lázaro. “El cuarto se lo debemos al difunto CJC –afirmó Fajardo–, o lo que es lo mismo Catulino Jabalón Cenizo, más conocido como Don Camilo el del premio, es decir, el Nobel Camilo José Cela, quien hace casi tres lustros dejó escrito en el diario ABC, sin él saberlo entonces, el preámbulo para este libro”.

El autor explicó que se trata de un artículo en el que el gallego universal escribe sobre sus familiares aviadores, lo que le llevó a incluirlo en la obra. “La vinculación de Cela con la aviación y con La Roda es innegable: Don Camilo recibió en 1998 la Gran Cruz del Mérito Aeronáutico con distintivo blanco; el insigne escritor fue el mantenedor de la Gala Literaria de las Fiestas Patronales de La Roda en el año 1950, hace ahora 60 años; y, finalmente, el texto, como casi todos los de Cela, es realmente extraordinario, y en él aparecen hechos y figuras muy cercanas al protagonista de nuestro libro”, resaltó Fajardo.

La obra, patrocinada por el Consistorio rodense y la empresa Gráficas Quintanilla, tiene un precio de cinco euros y puede adquirirse directamente en las librerías de La Roda.

Por acuerdo entre patrocinadores y autor, su recaudación será destinada íntegramente a la Residencia de Ancianos Nuestra Señora de los Remedios de La Roda.

Fecha de Publicación

Viernes, 16 de abril de 2010